Consumir frutos de temporada, es lo más recomendable ya que en ese momento los frutos conservan el máximo de vitaminas y nutrientes que puede aportar a nuestra salud. En otoño e invierno, los frutos secos son la mejor opción, ya que vienen cargado de las calorías necesarias para ésta temporada. Los frutos secos son ricos en grasas y presentan poca agua. Las grasas que contienen son principalmente monoinsaturadas o polinsaturadas.

Tipos de grasas presentes en los frutos secos

Grasas monoinsaturadas
Conocido también como ácido oleico, de la serie omega 9. Su consumo está asociado con la disminución de lipoproteínas de baja densidad y el aumento de las de alta densidad. Se asocia con la disminución del colesterol. También se asocia con la reducción de la presión arterial y el bajo índice de enfermedades cardiovasculares. Además, aumentan los linfocitos.

Grasas polinsaturadas
Llamado también ácido linoléico perteneciente a la serie de omega 6. Se considera un ácido graso esencial; es decir, el cuerpo no lo produce y debe consumirse con los alimentos. Su consumo ayuda a disminuir la grasa corporal, aumenta la masa muscular, protege contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Algunos de los mejores frutos secos de temporada

Piñones
Al igual que el resto de frutos secos, los piñones son muy calóricos pero sus grasas son de gran calidad y nos aportan Omega 3 y Omega 6, ácidos grasos esenciales para mantener una salud cardiovascular en forma. Junto con las almendras, los piñones son los frutos secos que más proteínas nos aportan, indispensables para mantener y fortalecer la masa muscular y asegurar el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Una dieta rica en piñones es ideal para deportistas, jóvenes y personas que siguen una dieta vegana. Por lo que se refiere a minerales cabe destacar su alto índice en hierro, cobre, magnesio, potasio y fósforo.

 

Almendras
El 65% de sus grasas totales son monoinsaturadas. Tiene un importante aporte de carbohidratos y azúcares. Contiene también proteínas, fibras, algo de agua y minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, cobre, manganeso y selenio. Aporta vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, E.

Avellanas
Este fruto contiene 45,8% de grasa monoinsaturada. Aporta proteínas y minerales como calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, zinc, magnesio. Aporta vitamina A, B1, B2, B3, B6, C, E y K. Es muy popular el aceite de almendra por su alto contenido de vitamina E.

Nueces
Solo contiene un 10,8% de ácido oleico (monoinsaturado) y el 51% es ácido linoléico (polinsaturado). Ricas en proteínas, fibra y azúcar. Cuenta con vitamina A, B, C y E. Contiene minerales como el magnesio, calcio y hierro. Se considera además, fuente de antioxidantes.

Anacardos
Conocido también como nuez de la india o merey; originario del no-este de Brasil y del Sur de Venezuela. Contiene 24,4 % de ácidos oleicos. Aporta un alto porcentaje de carbohidratos y mayor cantidad de proteínas que las castañas. Contiene vitaminas B1, B2, B3, B6, C. Tiene un alto aporte de hierro y potasio y menor cantidad de fósforo, calcio y magnesio. Su alto aporte calórico es ideal para aquellas personas que realizan actividad física.